¿Estás bien? Te soñé


Por: Abdiel Degollado*


Fue un sueño extraño y cuando desperté tenía la sensación de que debía llamar para comprobar si todo estaba bien. No es raro que los sueños nos dejen sensaciones fuertes, al fin y al cabo sabemos que las corriente de acetilcolina que se producen durante el descanso pasan por la región límbica, que es la zona del cerebro encargada de las emociones. También lo hacen por la región occipital, área involucrada en el procesamiento de imágenes, de ahí que recuerde muy bien las imágenes de mi sueño, estábamos todos en una extraña casa que era mía pero que no era mía, no sé cómo explicarlo, dentro de un bosque.

Dormir nos recompone de los desgastes diurnos, y lo hace de varias maneras y nos confiere varias ventajas, por ejemplo, se recomienda estudiar por la noche, pues lo aprendido, y que ha quedado registrado en la memoria de corto plazo, pasará durante el descanso a la memoria de largo plazo, es decir, quedará mejor fijado en nosotros. Es una de las razones por las cuales los niños deben dormir mucho. Creo que he soñado árboles entre los cuales te aparecías, y creo que ha sido así porque he leído un capítulo que platicaba de nuestros ancestros aprendiendo a transitar de los bosques a las sabanas, y eso me ha impactado. En los sueños seguramente también simbolizamos nuestras experiencias diurnas.

Probablemente mi amigo psicoanalista diría que te has aparecido tú y solamente tú debido a que te he dado un significado inconsciente, pero irá más allá, el dirá (porque así son los analistas) que mi inconsciente intenta decirle algo a mi consciente. Yo que me siento más cómodo en las ciencias biológicas ortodoxas, dudaré de sus decires. Pero al hacer el breve ejercicio de ir siguiendo mis palabras encontré que si estoy un poco preocupado. Finalmente, la infodemia pone mil enfermedades en mi cabeza y me diré a mí mismo que el mensaje es que hay que seguirse cuidando. Ya despierto, me reconforto con la idea de que dormir es probablemente una de las mejores cosas (en combinación con otras) para mantenernos saludables. Durante la noche secretamos una hormona llamada melatonina, y aquí debo apuntar que el uso de teléfonos celulares y televisores inhibe la secreción de ésta. Ya hace rato sabemos que esta hormona regula el sueño, pero recientemente nos enteramos que es altamente efectiva combatiendo diferentes tipos de células cancerígenas, por ejemplo. Todos tenemos células cancerígenas, a mayor edad tendremos más, pero también tenemos los mecanismos para eliminarlas, uno de esos mecanismos es tener un descanso adecuado, y eso debería incluir dejar los celulares un buen rato antes de ir a la cama, etcétera. Yo duermo cerca de mi celular, y cuando desperté, lo primero que hice es mandar un mensaje para asegurarme que estabas bien. La verdad no lo dudaba, pero eso de soñar y avisarle a la persona con la que soñaste que te preocupaste es una bonita costumbre que no hay que dejar perder.