¿Cuál es la labor del pseudo profesional de la noticia?


09 Jun
09Jun

Por: Noé Cano Vargas*


La palabra es un elemento fundamental para el periodismo, debe saber cómo administrarse. Algunos no se dan cuenta que se enfrentan a una situación demasiado delicada, otros, los demagogos de profesión, la utilizan para conseguir y mantener el poder mediante noticias que infunden prejuicios, emociones, miedos. O en caso de requerirlo, esperanza. La desinformación pasa por información. En palabras del poeta, periodista y ensayista polaco Ryszard Kapuściński: “Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante”.

Existen comentarios de algunos pseudo reporteros acerca de la pandemia del COVID-19,  que solo agitan su boca como bandera, alardeando difundir la verdad de los hechos y quienes avalan y patrocinan sus comentarios tildándolos de realistas, certeros, ecuánimes, sin analizar si en verdad son hechos reales.  Lo que no se han dado cuenta los espectadores, es que la palabra que algunos informadores utilizan de forma demagógica o para ganarse el pan de cada día,  es tomada por los que están al otro lado del discurso. Ya sea gráfico, oral o escrito como la verdad misma.  Ser imparcial implicaría como menciona Gasset, frialdad ante las cosas y los hechos. Imposible situación si se entiende que todo lo que sale de un sujeto es por antonomasia, subjetivo. A eso hay que sumarle el interés que tiene el comentarista al abrir la boca ante el espectador.

La labor del reportero, escritor, comentarista y todo aquel individuo que se dedica a difundir información a la masa social, le implica una responsabilidad tremenda, misma que no creo que la  contemple  cada vez que se pone al frente del discurso. En especifico, me refiero a las personas que hablan de cifras, situaciones y hechos que comentan sin la mínima decencia de comprobar la situación. Sentados desde su lugar de confinamiento se creen poseedores de la verdad, pero no tiene la mínima idea de lo que es la verdad. Si los reporteros que van al lugar de los hechos a rescatar la noticia tiene una perspectiva distorsionada de la realidad al no vivir sino sólo preguntar a otro, ¿qué podrán hacer los pseudo intelectuales, que sólo se dedican a dar la noticia?. 

Me da risa que todos jugamos al “teléfono descompuesto”, bueno, no todos, hay servidores de la demagogia que alardeando de criticar la realidad, venden un discurso que sirve a intereses específicos, la mayoría de la sociedad no crítica los discursos, los consume. Los llama noticias, “estos son los hechos”, el resultado es catastrófico y colosal.

Ante tantas situaciones presentes en la vida cotidiana y la pandemia que ha dejado a la sociedad en estado de confinamiento, el abanico de personas que se dedican a decir la pseudo-verdad ha crecido. El problema es que los comentarios también se han expandido de manera exponencial, estamos ante una avalancha de información, el ciudadano promedio se la pasa inmerso en las redes sociales y posteando todo lo que se pone enfrente de su teléfono inteligente, dejando la pregunta ¿Quién es el inteligente?. 

No cabe duda que éste personaje es manipulado por el pseudo-profesional de la información y el demagogo que maneja los medios,  para ejemplo basta un botón, ¿ya hiciste tu avatar?, ¿con cuantas personas has comentado del covid-19 en estos últimos días?, ¿Cuál fue tu postura sobre el racismo en México o el asesinato de George Floyd?. A fin de cuentas, ya te pusiste a analizar estos sucesos como distractores o manipuladores de audiencia para no ver la situación que se avecina a nivel mundial y nacional, entonces surge la pregunta ¿Cuál es la labor del pseudo profesional de la noticia?.


*El autor es egresado de la Licenciatura en Historia y Maestría en Historia por la BUAP. Es miembro activo de Óclesis, víctimas del artificio. Trabajó como docente investigador en la UVP donde ha sido ponente en congresos con temas relacionados con historia, gastronomía y turismo. Ha publicado artículos y ensayos en revistas como Calmecac y Re-incidente. Actualmente es docente y Tutor Escolar a nivel Medio Superior, así como Docente a Nivel Superior en el Instituto de Educación Digital del Estado de Puebla [IEDEP] Plantel Guadalupe Victoria.