Otredad: El temor a lo desconocido y lo exótico


27 Mar
27Mar

Por: Jennyfer Ramos Gómez*


Hace unos días, la ex-diputada y actriz, Carmen Salinas realizó una declaración en contra de los pobladores chinos. Al mencionar que la ingesta de animales domésticos, como los perros y los gatos, ha sido un castigo divino.

¿Es Carmen Salinas la única que piensa esto? La respuesta, claramente es no. Lejos de considerar estas declaraciones como racistas, pone a flote lo que la mayoría piensa sobre esta nación y sus costumbres.

Sin embargo, este pensamiento no surge de forma fortuita. Son décadas de escuchar en los medios de difusión nacionales y la voz común de los ciudadanos ordinarios. Situación muy parecida, pasa con la nación mexicana y los países Latinoamericanos.

En otros países, por ejemplo, los asiáticos, ¿Qué conocen o qué se les viene a la mente cuando se habla sobre México? De ese lado, en los noticieros abundan las tragedias y percances propiciadas por el narcotráfico y el crimen organizado.  En ambos casos, los dos fenómenos son un hecho. Pasan y seguirán pasando. (en el primer caso, quizá y con esperanza disminuya con los años).

Por un lado, las costumbres milenarias de la población china, donde la medicina tradicional es un fuerte referente de su día a día. Cola, nariz, ojos y bigotes de los tigres sumergidos en vino de arroz, como símbolo de estatus y riqueza. La extracción de la bilis del oso negro asiático, aún vivo, para tratar dolencias de la vejiga y el hígado. O partes del león africano para aumentar el deseo sexual.

En cuanto a México y Latinoamérica, la figura “curvilínea” de las mujeres, la piel morena, la “fogosidad” sexual, la trata de niñ@s y mujeres, la corrupción, las drogas, los carteles o crimen organizado, son referente mundial que incrementa la duda o intriga de miles de turistas.

Con estos ejemplos, me gustaría exponer que el ser humano reconoce la existencia de un otro, y el propio ser asume un papel identitario. Esto se construye a través de condiciones psicológicas y sociales que afectan el pensamiento del sujeto social. 

Actualmente, al mundo se le ha integrado una red de herramientas digitales que estrechan (o parecen estrechar) la comunicación entre las personas. Donde las fronteras “desaparecen” y emergen conflictos o posibles soluciones a los distintos problemas que aquejan a las múltiples sociedades.


*La autora es egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación BUAP. Es co-fundadora del proyecto editorial y cultural Eloquium, miembro del consejo de diseño en Óclesis, víctimas del artificio  y colaboradora del Grupo de Investigación Narrativas para la Comunicación y Círculo de lectura Yishé.

Fue becaria en el programa de investigación "Haciendo Ciencia en la BUAP Otoño" (2017) con la temática "La recepción de la literatura feminista en Latinoamérica y México". También ha sido staff, ponente y moderadora en eventos académicos como el conversatorio ¿Qué significa ser mujer?, y el Coloquio Nacional de Narrativas.